jueves, 17 de enero de 2008

Una historia de amor en el harem Otomano.


Y ahora os voy a contar una bonita historia sobre Suleyman el Magnifico…
Viviendo en el grandioso palacio Topkapi junto a su Harem compuesto de cuatro esposas, una favorita Mahidevran y 300 concubinas, le trajeron a una Ucraniana peliroja hecha esclava por los Tártaros en Crimea: la cristiana Roxelana (Hurrem).


La nueva concubina comenzó trabajando comenzó haciendo las tareas más bajas del harém, pero pronto se ganó el apodo de Khourrem que significa "aquella que rie", debido a su buen humor y a sus habilidades para la narración de cuentos.
Cuenta la leyenda que un día, al inspeccionarla el Sultán, esta le miro directamente a los ojos (algo completamente prohibido) y ese gesto lejos de molestar al Sultán le cautivo, lo que produjo malestar en su favorita, que la emprendió a golpes con ella haciéndole varios arañazos es su rostro. El Sultán al enterarse, reprendió a Mahidevran y quiso tener a Hurren en su lecho… y se enamoraron. Suleyman hizo a Hurren su favorita y rompió la regla de harem y de la costumbre Otomana: la monogamia.

Al morir Hurren, el Sultán quedo desolado y escribió:

“Languidezco en la montaña del pesar / donde suspiro y gimo día y noche / preguntándome qué destino me aguarda / ahora que mi amada se ha ido”

El mausoleo de Hurren se encuentra situado en la Mezquita Suleymaniye (Estambul), cerca del de su amado.

2 comentarios:

Labyrinth dijo...

Qué bonito, Mar!

Enhorabuena por tu nuevo blog, a ver si con tu ayuda me culturizo un poco, qué falta me hace ;)

Un besazo gigante,
Celia

Monica Tello dijo...

Hola guapa!!!
Precioso blog!!!
Te enlazo ahora mismo.
Bsssssssssss