domingo, 1 de febrero de 2009

La Ciudad Imperial de Huê.



La Antigua Capital de Vietnam, se encuentra situada a unos 1.100 km al norte de Ho Chi Mihn (anteriormente Saigon), bañada por el río Perfume y cuenta entre sus atractivos las visitas a la increíble ciudad prohibida y su ciudadela, las tumbas reales y la pagoda Thien.

La pequeña ciudad prohibida.

La ciudadela y ciudad antigua de Hue, fue construida por los reyes confucianos Nguyen a comienzos del siglo XIX y la ocuparon los franceses, la bombardearon los estadounidenses y en la actualidad está siguiendo un gran proceso de restauración.

Fortificada siguiendo el modelo de ingeniería militar francés en su exterior, la disposición interior compuesta por palacios, puertas de acceso y jardines revelan una clara influencia de la arquitectura y gustos Chinos.

La ciudadela comprendía tres ciudades amuralladas concéntricas, la exterior mide 10 Km de perímetro: KinhThanh (Capital), Hoang Thanh (Imperial) y Can Thanh (Prohibida).

A la Ciudad Imperial se entraba por la Ngo Mon (puerta del Sur, erigida en 1833), que daba acceso al Thai Hoa (palacio de la Paz Suprema, construido en 1805) y al Can Chanh (palacio de la Ley Celestial), donde se recibía a los enviados extranjeros.

Paseando por la Ciudad Imperial te haces una idea de la suntuosidad que tuvo que tener el lugar en el pasado. Supongo que es una pequeña ciudad prohibida de Pekín pero trasladada en menores proporciones a Vietnam.

En la zona prohibida llamada también ciudad Púrpura, sólo podían acceder sirvientes mujeres o eunucos, para que las concubinas del emperador estuvieran seguras.

Las habitaciones privadas de la reina y su corte son una pequeña joya por su decoración y su gusto y situación al margen de un pequeño lago salpicado de nenúfares y vegetación.

Igualmente impresionante el teatro real donde se realizaban las representaciones para los reyes, decorado con exquisito gusto oriental donde los rojos y dorados brillantes portan suntuosidad y riqueza al lugar.

Como ya he comentado desgraciadamente en la ofensiva Tet (nombre que recibe el Año Nuevo Vietnamita), la ciudad fue brutalmente bombardeada por la aviación norteamericana y la Ciudad Imperial quedo gravemente dañada además de producir 10.000 muertos civiles

Las Tumbas Reales.

Las tumbas fueron construidas entre 1814 y 1931 y se dispusieron al sur de la ciudadela de Hué, a orillas del Río del Perfume, de acuerdo con el ancestral arte oriental del viento y agua, también conocido como feng shui.

Los arquitectos imperiales se esforzaron en situar las tumbas reales en lugares rodeados de montañas y no escatimaron esfuerzos a la hora de incluir estanques artificiales en los recintos para armonizar con bello entorno natural. Así mismo, aunque cada emperador diseñaba los palacios y jardines con mayor o menor fusión de estilos orientales y occidentales, los recintos intentaban ceñirse al mismo modelo, con los siguientes elementos: puerta de entrada, patio de Honor, pabellón de la Estela, templo y camposanto, alineados a lo largo de un eje conocido como el Camino del Espíritu.

Ni que decir tiene que este entramado constructivo no estuvo exento de misterio y leyenda. Se dice que todos aquellos que intervinieron en las construcción de las tumbas fue mandado ejecutar para que nadie supiera dónde reposaban los restos reales … bueno, esta práctica es tan antigua como las tumbas reales de las dinastía arcaica de Ur en Mesopotamia.
De las siete tumbas reales de la Dinastía Nguyen que se construyeron, algunas se conservan en mejor estado que otras y resultan más o menos extravangantes.

Entre las tumbas más importantes: Tu Duc, Khai Dinh y Minh Mang.

La pagoda Thien Mu.

La pagoda se encuentra situada en una pequeña colina al borde del río, a unos 5 Km de Hue capital. De planta octogonal y una altura 7 pisos, cada uno de ellos representa un nivel hacia el camino de la iluminación. El nombre de la pagoda significa “hada madrina” ya que según la leyenda una anciana se sentó en la colina diciendo que algún día un gran señor construiría una gran pagoda que traería prosperidad al país. El rey Nguyễn Hoàng al oír de la existencia de esta leyenda decide construir la pagoda en 1601.

Además de la pagoda, hay un templo y varios pabellones en uno de los cuales se conserva el Austin del monje budista Thich Quang Duc, famoso por inmolarse en una calle transitada de Saigon como protesta a la política represiva hacia el budismo del gobierno Vietnamita.

La foto del momento fue captada por un reportero del NY Times y dio la vuelta al mundo. A buen seguro que los seguidores de Rage Against the Machine conocen la portada su primer y mejor trabajo: ellos en protesta por la política de Bush en EEUU.

Durante la estancia en la ciudad resultó ser el llamado “Festival de la Luna” (Tet Trung Thu) donde disfrutamos de la simpática “danza del león”. Los chavales se disfrazan de leones y van bailando por la calle al son de los tambores en multitudinaria procesión. Siguiendo las órdenes de un domador el león se adentra por entre las tiendas y tenderetes pidiendo un “aguinaldo” y si se lo das, el animal bailará y te proporcionará muy buena suerte. También es típico de la fiesta comer los deliciosos “mooncakes” que son una especie de mazapanes gigantes.

13 comentarios:

El Bosque Olvidado dijo...

Que lastima lo del bombardeo. Que salvajes somos, siempre nos cargamos lo mejor. Por fortuna aun queda mucho en pie, tal como nos muestras.

Nunca anduve por esas latitudes. Mira que eres viajera! La verdad que resultan de lo mas atrayentes los relatos que nos traes.

Bisous, madame!

Diana de Méridor

Jimena de Nolasco dijo...

Me encanta la arquitectura que tenemos por aquellas tierras, es tan especial y tan distinta a todas las demás. Sin duda es una pena la de patrimonio que se destruye a causa de los conflictos. No sabía que Hue estaba declarada patrimonio de la humanidad. Aunque con esas edificaciones no era de extrañar. Muy bueno tu relato

Besos

Selma dijo...

Los mismos de siempre, los que no respetan las vidas humanas, no respetan las obras de arte... Las que nos ofreces, del legado de la Historia antigua de este precioso País me han encantado descubrirlas de tu mano y con tus ojos...

Gracias por este Paseo, Mar...
Un beso cariñoso y viajero...

Fernando dijo...

Muy interesante Mar, y... ¡qué envidia!, debe de ser todo precioso. Estoy pensando en un viaje y me has puesto el caramelo en la boca. Como siempre fenomenal, ¡un saludo!

Blas de Lezo dijo...

Interesante como todo lo que se lee en este rincón que no tiene esquinas sino nexos de unión.
Nunca estuve en Vietnam. Una vez por trabajo estuve en Singapur (1995) y no pude asimilar nada de aquel entramado extraño que nada, salvo sus gentes, tenía que ver con el oriente que tu nos muestras.

Un abrazo, Blas

AZAHARA dijo...

Qué viaje más maravilloso y qué fotos más bonitas hiciste, eh? Son chulísimas!

Lo del monje es espeluznante... Se quemó y ni siquiera se movió. Impresionante el control mental que tienen.

Nora dijo...

Que envidia el poder haber andado por ahí. Un saludo, muy lindo el blog, tambien me gusta el baile aunque no soy buena.

Dubois dijo...

Muy lindas fotos, que suerte haber conocido todo eso. Respecto de la danza, me gusta mucho mirar tango, y digo mirar, porque soy terriblemente duro para todo lo que sea moverme

alucinao dijo...

Bonito post y precioso blog. Volveré.
Saludos.

fonsado dijo...

Estupenda entrada Mar.
Había oído hablar de Huê, pero gracias a tu texto y a las dos páginas que recomiendas, podemos conocer un poco más la Ciudad Imperial y su Río del Perfume.
Saludos.

JoseVi dijo...

Menudo reportaje :) la cultura oriental ha sido fuente de inspiracion en muchos casos. Mas la japonesa y la china. Tuve una novia china, vivia cerca de mi. La conoci en un restaurante y... XD Le regale un koi (pez japones que vive 200 años) de 40 cm, me costo 70€ :) Se quedo... XD Lo tendra en la charca del restaurante aun :)

Bueno era jovencita y no tenia las cosas claras pero lo pasamos muy bien y fui la envidia de muchos tios. Pude decir que cate una chica oriental XD, que ojitos tenia y mis amigos, cabron esta buenaaa XD

El arte oriental me ha inspirado mucho, incluso me considero un poco samurai :)

besos y no te preocupes, lo busco todo por un sindicato :)Me encanta tu musica del blog XD

M.Eugenia dijo...

Me ha encantado el post, además de traerme unos recuerdos maravillosos.
Saludos

Isabel Romana dijo...

Un reportaje interesantísimo. No sabes cuánto envidio la oportunidad que has tenido de hacer este viaje, y lo bien que lo has sabido aprovechar. Un abrazo muy fuerte.