martes, 27 de mayo de 2008

Los tesoros de las primeras civilizaciones...


Yacimiento del reino de Ebla (La roca blanca). Siria. (55 Km sureste Alepo)


Lo que para muchos no es mas que un insignificante montón de piedras sin mucha trascendencia para mi era la "HISTORIA" con mayúsculas. Este asentamiento cuyo apogeo se remonta al III milenio AC, esta enclavado en el llamado Tell Mardikh (un Tell es un montículo o colina artificial producto de un asentamiento humano. En Siria, hay miles sin haberse ni tan siquiera inspeccionado… falta de recursos), y resulto contener en sus entrañas un verdadero tesoro de 15 mil tablillas en escritura cuneiforme escritas en lengua sumeria y local (eblaita) gracias a la cuales se han podido conocer la sociedad, administración, organización política de este lugar y además, su importancia estratégica en el periodo Akadio gobernado por Naram- Sin, el nieto de Sargón de Akkad…

Precisamente a Naram-Sin (algún día os hablaré de su famosa Estela) le debemos que en su conquista quemara la ciudad y el adobe (elemento utilizado por las civilizaciones mesopotámicas) se endureciera, pudiéndose conservar una gran parte de lo que fue la ciudad.
La ciudad vivió un segundo periodo de apogeo alrededor de 1850 AC, pero los Amorritas primero y los Hititas después la sumieron definitivamente en el abandono y el olvido.

Las excavaciones que llevaron y llevan a cabo por la Universidad de La Sapienza (a su responsable le dio literalmente "un ataque al corazón" al comprobar lo que había descubierto), han permitido desenterrar parte de la estructura de la ciudad que incluía una muralla exterior de grandes dimensiones, varios templos, tumbas al estilo de las encontradas en Ugarit, una biblioteca y un palacio en la zona mas alta (a mis espaldas) al que se accedía a través de una gran escalinata en forma de rampa.

Cuando llegamos al lugar, no existía ningún tipo de control, no había vallas o barreras que delimitaran el yacimiento… era todo nuestro. Podíamos campar a nuestras anchas por todos los lugares sin dar ninguna explicación… no me lo podía creer!!! Poder ser participe de "la cuna de las civilizaciones"… un sueño cumplido. Pero cuando de verdad asomaba una lagrimilla de mis ojos fue el momento en el que hurgando un poco en la tierra, encontré un trozo de vasija, y luego otro, y luego otro más. Entre las cinco personas presentes montamos casi al completo una vasija!!! …en ese momento se te pasa por la cabeza la malévola idea de "me lo llevo" y ganas no faltaron pero primo el "sentido común".

El patrimonio de un país es su historia, sus raíces y su cultura. ¿Cuándo les devolverán a Grecia, Turquía, Egipto y un largo etc su historia robada…?

1 comentario:

Leticia dijo...

¡Me ha encantado el blog Mar! No sabes la envidia que me das...pero todo llegará, como el incluir a Irak en la ruta!